Patronato de la Purísima Concepción, Santa María Magdalena y Ánimas Benditas del Purgatorio (1511)

El hospital de Ánimas heredó todos los bienes de don Cristóbal Velázquez de la Torre conforme al testamento; los patronos y cofrades de Ánimas se reunieron entonces para hacerse cargo de los bienes del testador y cumplir su voluntad; sin embargo, consideraron que el edificio del hospital estaba retirado de la ciudad y decidieron visitar a la Hermandad de Santa María Magdalena, que tenía su hospital junto a la iglesia, para pedirle, que se juntasen las Hermandades “porque aquí tenían los pobres mejor alojamiento e iglesia donde poder oir Mísa1)
 
En la reunión, celebrada el 5 de febrero de 1511, se acordó la unión de las Hermandades, siendo el hospital e iglesia que la Hermandad de Santa María Magdalena tenía en el Mercado Grande (actual plaza de Santa Teresa) la sede del patronato surgido.

Iglesia de la Magdalena
Portada de finales del S-XII
De este acuerdo dieron conocimiento y pidieron licencia al Obispo de Ávila D. Alonso Carrillo de Albornoz, el cual encomendó al prior Ruiz García Manso, provisor, que realizara la unión. El Obispado dictó algunas normas que deberían cumplir, a fin de que se evitasen discordias en el futuro, entre ellas:

a) Determinó que deberían nombrar un escribano, un mayordomo, un mullidor y uno o dos capellanes.

b) "Y por cuanto dichas Hermandades, además de otras obras pías tienen por costumbre pedir para los pobres y vergonzantes, y lo que se allegare, distribuirlo entre ellos, en los que eran y son de la cuadrilla de San Juan y en otros pobres, pudiéndose dar fuera de los de dicha cuadrilla, si así había menester, por ser como será este pedir anejo a la Cofradía de la Concepción de nuestra Señora la Virgen María y Santa María Magdalena antiguamente, lo cual fue fortificado por Bulas Apostólicas y provisión de sus Majestades".


c) "Así mismo la dicha Hermandad así junta como está, tiene por costumbre desde los tiempos antiguos de sesenta años y más, de acompañar con su procesión y Crucifijo y cera y clérigo a los ajusticiados y pedir limosna entre la buena gente para poder enterrarlos en Santa María Magdalena o en otra parte, donde quisiesen enterrarse, como tienen probado así en pleitos como fuera de ellos y esto por mandato de los Reyes Católicos D. Fernando y Dña. Isabel y confirmado por su Majestad el Emperador D. Carlos, su nieto y por nuestro Rey D. Felipe, su hijo y con licencia de los Arzobispos de Santiago de Compostela, Obispos de Ávila y del Obispo de Ávila D. Diego de Álava... que sólo puedan pedir limosna para los ajusticiados la hermandad de las Ánimas del Purgatorio y que se hagan nuevas Ordenanzas por estar muy antiguas y viejas las anteriores" 2).

Escudo de Armas "Velázquez de la Torre"

 Conforme a las normas del Obispado y concedida la licencia, el Patronato decidió reconstruir el hospital que la Hermandad de Santa María Magdalena tenía junto a su iglesia ampliándolo por parte del medio día en un corral grande que tenía la Hermandad de la Magdalena, empleando para ello los bienes de D. Cristóbal Velázquez, a los que añadiría las limosnas que recibiesen, así como los materiales del antiguo hospital instalado en el almagí el cual mandó derribar. Así se hizo el nuevo hospital, considerándose que don Cristóbal Velázquez de la Torre es el estricto fundador del Hospital de Santa María Magdalena. En la capilla mayor de la iglesia de la Magdalena se encuentra su escudo de armas.


Posteriormente pidieron al Papa Clemente VII la concesión de algunas gracias y privilegios; el Papa otorgó una Bula, con fecha 1 de octubre de 1529, en la que: "a instancia de los Patronos del Hospital de Animas de la Ciudad de Ávila unió y anexó la dicha Hermandad a la iglesia de la Magdalena ..." 3).


Emplazamiento del Hospital de la Magdalena
(Actualmente convento Madres Concepcionistas)
En 1564 se reunieron los Cofrades para tratar de redactar nuevas Constituciones, que evitasen las discordias, que al parecer, habían surgido entre los hermanos de las Cofradías. En estas Constituciones se hace mención a la Cofradía primitiva instituida en la iglesia de la Magdalena, "que existía desde tiempo inmemorial, establecida en honra y servicio de la bienaventurada Santa María Magdalena, con su hospital donde se acogían los pobres en servicio de Dios y de la bienaventurada Santa María Magdalena, al igual que lo hacían los hospitales de Santa María de Sonsoles, la Trinidad, S. Martín y S. Sebastián" 4).


En el Cap. 28 de estas Ordenanzas se decía también: "Ordenamos y mandamos que por cuanto, como dicho es, somos obligados a acompañar y honrar a nuestros hermanos cofrades de la Pasión, que es la Santa Cruz, de esta Ciudad, en las procesiones que ellos hacen según que arriba en estas Ordenanzas se contiene. Y pues que ellos nos honraron muy cumplidamente en lo que son obligados, es nuestra voluntad que nosotros los honremos según y de la manera que somos obligados" 5).


Estas Constituciones fueron aprobadas por el Ilmo. Sr. D. Rodrigo Vázquez Dávila, Visitador General. El fin principal que se determina, es el de enterrar a los ajusticiados en la iglesia de la Magdalena y socorrer a los pobres enfermos, acogiéndolos y curándolos en el hospital. Estas nuevas Ordenanzas de 1564 fueron aprobadas y firmadas por 24 Cofrades, entre los que figuran los nombres de Pedro de Salamanca y Juan Frías, ambos entalladores y Juan de Oviedo, clérigo.


1 Legajo 1 Fundación del Patronato
2 Archivo Patronato de la Magdalena. Libro de la Constitución. 1911.
3 Archivo de la Magdalena. Leg. n 1, 15.
4 Archivo de la Magdalena. Lib. Constituc. 1564.
5 Archivo Patronato de la Magdalena. Lib. Ordenanzas 1564.